Fundación Expedición Eólica

domingo, 26 de septiembre de 2010

Narices, Zapatos y Colores en el Cielo.!


Este fin de semana, y después de lo que comenzó como un intercambio de correos para conocer qué hace cada organización, La Fundación Expedición Eólica salió a compartir el Cielo con Doctor Yaso. Les explico; Doctor Yaso es una asociación o colectivo de gente que voluntariamente y previo entrenamiento, van de hospital en hospital regalando sonrisas a niñitos, a veces con muy pocas expectativas, que están en esos lugares. Una labor por demás admirada por nosotros hacia estas personas que dan cada fin de semana un pedazo de su corazón y regalan sonrisas que alivian y curan.
Como a René y a mí también se nos mueve la fibra con este tipo de iniciativas quisimos invitarlos a que conocieran cómo vuela un paramotor y de esa manera empezar a abrir puertas que nos permitan llegar a algunos de los niños que cada fin de semana son visitados por esos amigos que no paran de alegrarnos. Acordamos que el sábado, después de su jornada nos veríamos en Tanaguarenas. El día anterior hubo tormenta en Caracas y en el Litoral Central por lo que los pronósticos no eran nada alentadores, pero igual nos fuimos con algo de lluvia en Caracas montados en la Super Cleta (nuestra Mitsubishi panel oficial gracias a unos patrocinantes ) al lugar previsto.

Primera parada: Restaurant Los Tres Reyes, ubicado en la costa, donde estaba nuestro contacto con los payasos de hospital,  Franklin Romero , con seis acompañantes. Todo bien, volamos con los más livianos; pensamos. Nos vemos en el sitio de despegue; decimos y nos vamos.
René y yo nos adelantamos para armar a Eólico 1, cuando de repente llega otro carro con personas con batas blancas y zapatos gigantes "Es aquí la cosa?" "como llegamos primero, volamos primero" eran 5 personas más. Qué bien..! Es un grupo de 12 personas, pienso para mis adentros. De pronto  llega otro carro… y otro y otro y comienzan a bajarse narices, zapatos gigantes, pelucas coloridas, corbatines, lazos y más... Ya perdí la cuenta, le digo a René todavía con cara de asombro.
En total serían como 40 (sí, se lee cuarenta) que llegaron al lugar y teníamos previsto volar con 5. La cosa además está difícil porque el viento está cruzado, hay que despegar al revés y la tormenta que está en caracas podría llegar aquí. Decidimos que es hora de empezar y sale Daniela, la más chiquita y liviana. Se acomoda el casco sobre su pequeña cabeza, revisa que la nariz esté perfectamente colocada y estira su bata blanca que luce con inmenso orgullo sobre su traje y medias multicolor. Hora de sentarse, amarrarla a los tres puntos de seguridad en la silla, se enciende el motor con René a cargo y listo, a volaaar. El resto del grupo que estaba detrás por medidas de seguridad apenas ve el paramotor alzar vuelo revienta en alegría, aplausos y silbidos. "Viste chaaamo, el aparato puede volar" se escucha entre de los presentes. Mientras, Daniela disfruta el cielo y a mí me toca la parte más complicada, tooodos quieren volar y Por Dios que ellos creían que todos iban a poder hacerlo. Les explico que las condiciones no están dadas, además de tener limitaciones con el peso pero ellos como buenos payasos comienzan a bromear, alegando que nada es como parece, "Mira, el gigantón que ves allá, es puro bulto, pero pesa 55 kilos, de verdad verdaita.!"  Dicen mientras todos ríen a carcajadas

Es el turno de Nathaly (mi tocaya) y quien está en menos de 50 kilos, con risa un poco nerviosa arregla su atuendo, mira a la cámara, saluda entrecortada y... Al aire se fue. Mientras tanto el resto mencionaba una lista imaginaria de cómo habían dispuesto los siguientes vuelos. El viento muere por completo y la veleta besa el piso, mal indicativo para quien vuela. No hay mucho por hacer, salvo echarse un baño de playa

Ya pasada la algarabía todos coincidimos en que es una terapia que queremos regalarle a esos niños, que a veces ven todo en blanco y negro. Algunos de los que allí están trabajan en Oncológicos y quieren canalizar para darle oportunidad a niños con Cáncer, otros a niños que no pueden caminar y así cada quien aporta lo que quieren hacer para que esta iniciativa se materialice. Excelente pronóstico para lo que queremos hacer, pintarle la vida con un poco de color a los chiquitos.Creo que ese día entendí  porque todos estaban tan emocionados por estar arriba, en el cielo, y es que la única manera de hacer esa hermosa labor que hacen es estando conectados con ese niño que todos llevamos por dentro y ellos demostraron que ese niño interno es inmensamente grande para poder  dibujar una sonrisa y pintarle la vida de alegría a los que están a su paso. Bravo por eso muchachos.! 
Sí quieren ver el video, este es el lugar 
 http://www.youtube.com/watch?v=gRhWOKODbvY

5 comentarios:

Anny Tovar dijo...

Buenísimo! La verdad que aunque no todos pudieron volar, lograron pasar un buen día y compartir tantas sonrisas. Quién da, recibe; y sé que todos siempre recibirán lo mejor por tan hermosa labor. Qué bueno que exista "Fundación Expedición eólica" y "Dr. Yaso"... Aplausos para uds. Saludos. =)

elio2901 dijo...

Que buen proyecto el que tienen, muy buena iniciativa y excelente union de fundaciones; Dios quiera y todo le salga con el mejor de los exitos.

IncOmpreNDeuS dijo...

Inspirador =) !
Cosas como esta me hacen estar orgulloso de ser venezolano (=
Buen Blog, Te sigo….
Salu2 ;)

Nathaly Rizo dijo...

Gracias por sus comentarios. Queremos seguir llevando esta experiencia a muchos más lugares y estamos trabajando para hacerlo posible :-)

angel4justice dijo...

Amiga/Hermana.

Acabo de leer este primer articulo y desde ya te digo que Uds estan aplicando un principio kabalistico muy bello.
Como sabes estudio kabbalah lo cual significa "recibir", sin embargo, no es recibir para uno mismo, sino recibir para compartir.
Uds han recibido y compartido y es muy bello lo que hacen al ayudar a niños sin los poderes economicos y en condiciones precarias.
Dios les de el triple de lo que Uds proveen a estos niños.
Me atrevo a decir que siempre he estado muy orgulloso de ti desde que te conoci en la USB y cada dia eres mas y mas bella espiritualmente.
TQM.
Roberto J. Messuti

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...